Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Publicación

Empanadillas de atún y huevo, receta muy fácil
Comida

Empanadillas de atún y huevo, receta muy fácil 


Empanadillas de atún y huevo
Empanadillas de atún y huevo

Las empanadillas de atún y huevo son un clásico de la cocina casera que gustan tanto a grandes como a pequeños. Es una receta perfecta para apañar la cena o para sorprender a tus invitados con un rico aperitivo. ¿Quieres ver cómo las preparo yo?

Aunque la forma tradicional de preparar estas empanadillas es friéndolas, las que ves en la foto están hechas en el horno. Como puedes comprobar quedan muy doraditas, crujientes y menos grasientas. Además, la cocina se mancha mucho menos, también hay que decirlo.

Las empanadillas se pueden rellenar de infinidad de ingredientes. Para esta receta yo he elegido una combinación muy clásica: atún, huevo y un sofrito de tomate casero. No necesitas más para que salgan ricas, aunque si te apetece puede añadirle también aceitunas verdes, alcaparras, anchoas… Ahí te dejo algunas ideas.

¿Quieres saber cómo hacer empanadillas de atún y huevo al horno con tan buena pinta como las mías? Pues ahora mismo te lo cuento.

Ingredientes para hacer empanadillas de atún y huevo. Cantidades para 16 unidades.

  • 16 obleas para hacer empanadillas
  • 200 g de tomate triturado
  • 150 g de atún en aceite (2 latas más o menos)
  • 3 huevos (2 para el relleno y otro para pintar las empanadillas)
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
Ingredientes para hacer empanadillas de atún y huevo fáciles
Ingredientes para hacer empanadillas de atún y huevo fáciles

Cómo hacer empanadillas de atún y huevo al horno

  1. Lo primero que vamos a hacer es cocer los dos huevos que irán en el relleno. Cuanto los tengas cocidos y fríos, pártelos en trocitos.
  2. Por otro lado, corta la cebolla y el pimiento verde en brunoise, es decir, en cubitos pequeños.
  3. En una sartén echa un chorrito de aceite de oliva y pocha ambos ingredientes junto con un pelín de sal. Cocínalos a fuego suave hasta que todo esté bien blandito.
  4. Incorpora el tomate triturado y tapa la sartén, ya que el tomate tiende a saltar un poco. Cocínalo durante 15 o 20 minutos aproximadamente.
  5. Cuando esté listo retíralo del fuego y añade el atún escurrido y desmenuzado. Incorpora también los huevos picados. Mezcla todo y corrige el punto de sal.
  6. Ahora vamos a rellenar las empanadillas. Sobre cada oblea coloca una cucharadita de relleno. Ya sabes, ni mucho ni poco, solo la cantidad justa. Dobla la oblea y séllala apretando los bordes con un tenedor.
  7. Cubre la bandeja del horno con una hoja de papel para hornear y dispón las empanadillas. Bate el otro huevo que habías reservado y pinta las empanadillas con la ayuda de un pincel de cocina.
  8. Hornea a 180º durante 15 o 20 minutos, hasta que estén doraditas.
  9. Sácalas del horno, deja que se enfríen un poco… ¡Y a comer!
Pochar bien la cebolla y el pimiento verde
Pochar bien la cebolla y el pimiento verde
Añadir el tomate frito y reducirlo
Añadir el tomate frito y reducirlo
relleno para hacer empanadillas
Escurrir el atún y añadirlo al relleno
Incorporar el huevo al relleno
Incorporar el huevo al relleno
Rellenar las obleas y sellarlas con un tenedor
Rellenar las obleas y sellarlas con un tenedor
Colocar las empanadillas sobre la bandeja del horno y pintar con huevo
Colocar las empanadillas sobre la bandeja del horno y pintar con huevo
Sacar las empanadillas del horno
Sacar las empanadillas del horno
Empanadillas rellenas de atún, huevo y tomate
Empanadillas rellenas de atún, huevo y tomate

Consejos para hacer empanadillas fáciles de atún y huevo

  • Si te gusta más puedes hacer estas empanadillas fritas. En ese caso sáltate el paso de pintarlas con huevo. Y recuerda, el aceite debe estar bien calentito para que se frían rápidamente y no tengan exceso de grasa.
  • El relleno debe tener la jugosidad adecuada, es decir, ni muy líquido ni muy seco. Un exceso de líquido hará que las empanadillas no queden crujientes, mientras que si al relleno le falta jugo quedarán muy secas por dentro. Fíjate en las fotos para ver la consistencia.
  • Estas empanadillas las puedes comer calentitas, templadas o frías. De todas formas están buenas.
  • ¿Se pueden congelar? Sí, una vez rellenas las puedes congelar colocando entre ellas papel de horno o tipo film para que no se peguen.

Related posts