Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Publicación

Las dos épocas más gloriosas de Chivas en 114 años de vida
Deportes

Las dos épocas más gloriosas de Chivas en 114 años de vida 


La historia es un pesado libro de piedra y lo que ahí se escribe con el cincel del éxito, jamás se borra. Chivas cumple este 8 de mayo, 114 años de vida. Ese trayecto ha estado marcado por distintas épocas: unas brillantes y otras de sequía. Entre las etapas que enaltecen al nombre del Guadalajara destacan sobre todo dos: el Campeonísimo de los años 50’s y 60’s, así como el Rebaño Sagrado de Matías Almeyda.

Escudo/Bandera Chivas

En el arranque del profesionalismo, el conjunto tapatío sufrió para conseguir buenos resultados. Antes de comenzar su etapa más gloriosa, se quedó varias ocasiones cerca de la anhelada meta. A ese equipo se le conoció como el “ya merito”, porque le faltó muy poco para cumplir con el sueño de ser campeón. En esa etapa destacaron nombres como el de Tomás Balcázar.

En la temporada 1956-1957 comenzó la época más brillante en la historia de Chivas. El 3 de enero de 1957, el cuadro rojiblanco derrotó al Irapuato por 1-0 con un gol del mítico “Chava” Reyes. Así, el Rebaño Sagrado consiguió el primer título y más importante aún: dio inicio al Campeonísimo, hasta la fecha el equipo más dominante que ha tenido el futbol mexicano.

Aquel Guadalajara tuvo la fortuna de contar con una generación de oro. Futbolistas como Salvador “Chava” Reyes, Héctor Hernández, Jaime “Tubo” Gómez, Guillermo “Tigre” Sepúlveda, Juan “Bigotón” Jasso, José “Jamaicón” Villegas, Isidoro “Chololo” Díaz, Sabás Ponce, Raúl “Pina” Arellano, Arturo “Cura” Chairez y Crescencio “Mellone” Gutiérrez grabaron sus nombres por siempre en la historia de Chivas.

Aquel primer campeonato se consiguió con Donald Ross como técnico. Luego llegó Arpád Fekete y el Guadalajara conquistó dos títulos más, en las temporadas 1958-1959 y 1959-1960. Vino entonces un cambio en la banca, pero lejos de caerse, el Rebaño Sagrado siguió dando brillo a su historia. Con Javier de la Torre como entrenador, llegó la gloria en las campañas 1960-1961, 1961-1962, 1963-1964, 1964-1965 y 1969-1970.

El último título del Campeonísimo marcó también el fin del futbol mexicano como se jugaba en su primera etapa profesional. Las Liguillas aparecieron en el torneo siguiente y dejó de ser campeón el que terminaba en primer lugar. Aquel Guadalajara ganó ocho títulos de Liga en un lapso de 13 años. Dominó de forma apabullante el balompié nacional.

Y no se conformó con los títulos de Liga. También ganó en dos ocasiones la Copa México (1962-1963 y 1969-1970), siete veces se proclamó Campeón de Campeones (1956-1957, 1958-1959, 1959-1960, 1960-1961, 1963-1964, 1964-1965 y 1969-1970), además de un trofeo de la Concacaf, en 1962. El futbol mexicano le entregó a aquel equipo un reconocimiento especial: la Copa Challenger, en 1961, por ser el primer club que ganaba cuatro Ligas de forma consecutiva, algo que hasta la fecha no se ha repetido.

Años escasos de títulos

Con el fin del Campeonísimo y el cambio de sistema de competencia en el futbol mexicano, vino una época complicada para Chivas. Durante los 70’s, el Guadalajara llegó incluso a estar cerca del descenso. Mucho tiempo tuvo que pasar para que las vitrinas del club volvieran a abrirse para recibir nuevos trofeos.

El noveno título del Rebaño Sagrado llegó 17 años después. En la temporada 1986-1987, el técnico Alberto Guerra coronó un proceso que llevaba ya algunas temporadas. Tenía dos subcampeonatos ya y finalmente pudo derrotar al Cruz Azul en la Final para bordarle al escudo una estrella más. De aquel equipo destacan nombres como los del Javier “Zully” Ledesma, Fernando Quirarte, Sergio Lugo, Demetrio Madero, Guillermo “Wendy” Mendizábal, José Manuel “Chepo” de la Torre, Eduardo “Yayo” de la Torre, José Concepción Rodríguez y Benjamín Galindo.

Diez años pasaron para que un nuevo título abonara a la rica historia del club. Bajo el mando del brasileño Ricardo “Tuca” Ferretti, Chivas se proclamó campeón del Torneo Verano 1997. Con hombres como Martín Zúñiga, Claudio Suárez, Joel “Tiburón” Sánchez, Camilo Romero, Alberto Coyote, Ramón Ramírez, Paulo César “Tilón” Chávez, Manuel Martínez o Gustavo “Gusano” Nápoles, el Guadalajara goleó a Toros Neza en la Final y sumó la décima estrella.

Y de nuevo, casi una década más transcurrió antes de que Chivas volviera a levantar la copa. Oswaldo Sánchez, Adolfo “Bofo” Bautista, Omar Bravo, Alberto Medina, Ramón Morales, Francisco Javier “Maza” Rodríguez y Gonzalo Pineda, entre otros, comandaban el equipo que venció a Toluca en la Final. José Manuel “Chepo” de la Torre se convirtió en el único campeón como jugador y como técnico.

Segunda época dorada del Rebaño Sagrado

Luego de largas décadas de triunfos esporádicos, Chivas encontró por fin la forma de construir una segunda época gloriosa. La historia contemporánea del Rebaño Sagrado, que este 8 de mayo cumple 114 años de vida, está marcada por el equipo que, comandado por el técnico argentino Matías Almeyda, añadió cinco trofeos a las vitrinas rojiblancas.

El “Pelado” llegó a Chivas ya comenzado el Apertura 2015, en sustitución de José Manuel “Chepo” de la Torre. En ese mismo torneo conquistó la Copa MX, una competencia que no se ganaba desde la época del Campeonísimo. En el verano del siguiente año, ganó la Supercopa de México. En el Clausura 2017, el equipo de Almeyda alcanzaría su cúspide, conquistando el doblete: Liga y Copa para el Rebaño Sagrado, algo que ningún otro club consiguió en torneos cortos.

La quinta copa de este brillante etapa del club fue la Liga de Campeones de la Concacaf. Chivas no ganaba ese título internacional desde el Campeonísimo y en esta ocasión le dio el boleto al primer Mundial de Clubes de su historia. Aunque ese certamen ya no fue dirigido por Matías Almeyda, quien dejó al equipo al término de ese semestre, en medio de diferencias con la directiva de aquel momento. Así terminó, de forma abrupta, el segundo periodo más exitoso del Guadalajara.



Related posts