Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Publicación

Mexicanos crean un dispositivo de bolsillo para detectar la Covid-19
Salud

Mexicanos crean un dispositivo de bolsillo para detectar la Covid-19 


Mientras gran parte de los esfuerzos actuales contra la Covid-19 son para desarrollar una vacuna funcional, también existen otros trabajos para su detección. A la fecha ya se cuenta con algunas pruebas como las serológicas para identificar casos pero no todas son económicas o accesibles para la población en general. Eso complica el panorama de cara al eventual retorno a las actividades cotidianas que preparan algunos países.

A partir de la situación actual, científicos mexicanos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) Unidad Monterrey, en colaboración con el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav) Unidad Monterrey, buscan una solución. Su trabajo los ha llevado a desarrollar una alternativa de detección rápida que podría emplearse en clínicas móviles o en empresas que busquen asegurar la salud de su personal.

Prueba económica, inmediata y de mínimo tamaño

De acuerdo con Gabriel Caballero Robledo, titular de la investigación, es a través de una técnica conocida como microfluídica que se ha podido desarrollar un dispositivo de tamaño similar a una moneda para la detección de anticuerpos asociados a la presencia de enfermedades infecciosas. Ahora lo único que falta es adaptarlo para que funcione en específico para identificar al virus SARS-CoV-2.

La microfluídica permite desarrollar este tipo de dispositivos. La idea es miniaturizar los procesos hechos en los laboratorios de diagnóstico médico y de esa forma se tiene más control de procesos, al tiempo que se emplea una menor muestra porque sólo requiere una gota de sangre. Además, tanto la prueba como los resultados se realizarían en un solo lugar en cuestión de minutos.

Por su parte, los investigadores mexicanos emplearon nanopartículas magnéticas con antígenos correspondientes a las enfermedades deseadas de localizar. Así, al mezclarse con la muestra, y debido a su pequeño tamaño, las nanopartículas encuentran rápidamente al anticuerpo y se pegan a éste.

Las nanopartículas se encuentran en una placa hecha de acrílico con una dimensión de cinco por dos centímetros, la cual contiene unos canales por donde pasa la muestra. Al interior de los conductos se aplica un polvo de hierro de tamaño micrométrico que deja pasar el fluido y ayuda a capturar, con ayuda de un imán, las nanopartículas con los anticuerpos pegados.

Después se aplica una solución con una enzima de detección, la cual tiene la particularidad de “teñir” de fluorescente a las partículas con el anticuerpo buscado. Incluso, la intensidad de la fluorescencia indica la cantidad de anticuerpos en la muestra, lo que también representa un dato importante de diagnóstico.

Parte de esta técnica había sido previamente desarrollada en Francia, pero la mejora realizada por los investigadores del Cinvestav fue en el uso de acrílico como base para su desarrollo, ya que es un material más económico y de mayor flexibilidad para la producción en masa.

Por ahora, los estudios realizados en el Cinvestav Unidad Monterrey se han realizado con antígenos y anticuerpos controlados simulando infecciones por hepatitis, por lo que esperan poder continuar con investigaciones que estén dirigidas a la detección de covid-19.

Related posts