Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Publicación

Pasta con brócoli, bacon y salsa de nata
Comida

Pasta con brócoli, bacon y salsa de nata 


Pasta con brócoli, bacon y nata
Pasta con brócoli, bacon y nata

Esta receta de pasta con brócoli, bacon y nata es tan fácil de hacer y está tan rica que seguro que repetirás. No solo es un plato perfecto para animar a los niños a comer verdura, sino también para esos amantes de la pasta a los que les gusta probar recetas diferentes. Yo misma, sin ir más lejos.

Aunque la receta incluya el brócoli entre sus ingredientes, lamento comunicarte que no pretende ser un plato ligero ni healthy, sino una forma más de disfrutar de estos alimentos. De hecho, la grasa que aportan el bacon y la nata hacen que el plato sea bastante contundente, por lo que te aconsejo no pasarte con la ración si no quieres salir rodando.

La combinación de brócoli y bacon me encanta. Aunque en principio son dos ingredientes algo dispares, creo que sus sabores se complementan muy bien. De hecho no es la primera vez que los utilizo en una receta para el blog, pues hace tiempo que publiqué este pastel de brócoli y bacon que queda buenísimo también.

Te confieso que viendo la foto me está dando un antojo de pasta tremendo. Por si te está pasando lo mismo que a mí ahora mismo te cuento cómo hacer pasta con brócoli, bacon y salsa de nata para que tú también puedas disfrutar de la receta.

Ingredientes para hacer pasta con brócoli, bacon y salsa de nata. Cantidades para 4 raciones.

  • 250 g de pasta larga
  • 400 g de brócoli (pesado sin el tronco)
  • 140 g de bacon
  • 450 ml de nata para cocinar de textura espesa*
  • 1 cebolla grande
  • queso parmesano rallado
  • pimienta blanca
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

*A la nata también se le conoce como crema para batir, crema de leche, media crema…

Ingredientes para hacer pasta con brócoli, bacon y nata
Ingredientes para hacer pasta con brócoli, bacon y nata

Cómo hacer pasta con brócoli, bacon y salsa de nata

Hierve el brócoli

  1. Comienza separando los ramilletes del brócoli de manera que nos queden trozos del tamaño de un bocado. Recuerda que las partes más duras del tronco no las vamos a usar en esta receta, pero no es necesario que las tires. Puedes guardarlas para añadirlas a una crema de verduras o a un caldo.
  2. Por otro lado, prepara un recipiente grande lleno de agua con hielo. Lo vamos a usar para cortar la cocción del brócoli.
  3. Cuece el brócoli en abundante agua con sal durante 5 o 6 minutos solamente. La idea es dejarlo al dente, pero si a ti te gusta la verdura más cocida lo puedes hervir durante unos minutos más.
  4. Cuando lo tengas listo, con ayuda de una espumadera, traspásalo al recipiente con agua helada. De esta manera cortamos la cocción de la verdura y ayudamos a preservar su color verde. Reserva.
Hervir el brócoli y refrescar en agua con hielo
Hervir el brócoli y refrescar en agua con hielo

Prepara la salsa de nata

  1. Ahora vamos preparar la salsa. Te aconsejo usar una sartén bastante amplia porque ahí saltearemos todos los ingredientes de la receta al final de la misma.
  2. Corta la cebolla en brunoise, es decir, en cubos pequeñitos.
  3. Vierte un chorrito de aceite en la sartén, caliéntalo y pocha la cebolla hasta que esté bien blandita y ligeramente transparente. Te aconsejo hacerlo a fuego medio para que no se queme. Añade un pelín de sal para ayudar a que la cebolla suelte su agua.
  4. Seguidamente incorpora el bacon y saltéalo durante unos minutos hasta que tome color y comience a soltar su grasita.
  5. Ahora vierte la nata. Deja que todo se cocine durante 10 minutos a fuego bajito y la salsa reduzca un poco.
  6. Añade el brócoli que tenías reservado y saltéalo durante 2 o 3 minutos más. Añade también la pimienta blanca y corrige el punto de sal.
Pochar la cebolla y saltear el bacon
Pochar la cebolla y saltear el bacon
Añadir la nata y dejar reducir
Añadir la nata y dejar reducir hasta que tome una consistencia que esté a nuestro gusto.
Añadir el brócoli, cocinar unos minutos y corregir el punto de sal.
Añadir el brócoli, cocinar unos minutos y corregir el punto de sal y de pimienta.

Hierve la pasta y termina de preparar el plato

  • Cuando tengas la salsa preparada o mientras la estás terminando de hacer, hierve la pasta. Muchas veces cometemos el error de hacer primero la pasta y después la salsa, cuando debería ser al revés. Siguiente este truco evitamos que la pasta se seque mientras espera a la salsa o que se cueza en exceso.
  • Cuece la pasta según las indicaciones del paquete. Yo prefiero dejarla al dente, pero eso va en gustos. Recuerda hervir la pasta en abundante agua con sal y no añadas aceite al agua de cocción. Para evitar que las piezas de pasta se peguen entre sí, remueve de vez en cuando.
  • Cuando tengas la pasta lista añádela a la sartén donde habías preparado la salsa y saltea todos los ingredientes para que los sabores y las texturas se integren. Si quieres que la salsa sea un poco más ligera añade un poco del agua de cocción de la pasta.
  • Y ya tenemos listo el plato. Sirve tu pasta con brócoli, bacon y nata espolvoreada con queso parmesano por encima. ¡A disfrutar!
Pasta hervida
Hervir la pasta
pasta salteada con brocoli y nata
Añadir la pasta a la salsa y mezclar bien todos los ingredientes
Receta de pasta con brócoli, bacon y salsa de nata
Servir la pasta recién hecha acompañada de queso parmesano rallado

Consejos para preparar pasta con brócoli, bacon y salsa de nata

  • Cocer pasta es fácil, pero para que nos quede perfecta tiene algunos secretillos. Si quieres conocerlos aquí te explico todos consejos y trucos para cocinar pasta.
  • Como te he ido comentando a lo largo de la receta, yo prefiero evitar cocer en exceso tanto el brócoli como la pasta, aunque esto es cuestión de gustos.
  • Para hacer esta receta te recomiendo usar un buen bacon o panceta ahumada. Intenta evitar los envases esos en los que el bacon ya viene cortado en taquitos. Es cierto que resultan muy prácticos, pero no son de muy buena calidad.
  • Intenta preparar la cantidad de pasta que vayas consumir en el momento. Aunque puedes guardarla para comerla al día siguiente, lo cierto es que la textura no es la misma. Si necesitas tener preparado el plato con antelación, puedes elaborar la salsa el día anterior y guardarla en la nevera. Así, en el momento de comer, solo tendrás que hervir la pasta.

Related posts